La renovación nacional generó buenos frutos en Italia

Por Emiliano Gatti

Argentina finalizó noveno

Argentina finalizó noveno

La selección argentina de vóley se impuso ante República Checa por 3 a 1 y finalizó noveno el Campeonato del Mundo Italia 2010, aunque la alegría del festejo final entre los jugadores nacionales demostró que el buen desempeño realizado por los jóvenes nacionales es más importante que la posición final.

En cuatro sets Argentina acabó con los checos, en un partido en el que se destacaron Federico Pereyra y Rodrigo Quiroga, conviertiendo 17 puntos cada uno. Los parciales fueron de 25-22, 18-25, 25-21 y 25-22, en un encuentro duro por la instancia que se disputó y por la categoría del rival, que complicó a los dirigidos por Javier Weber en todo el cotejo.

El futuro está aquí

El futuro está aquí

Quiroga y Pereyra fueron la llave que permitió obtener el primer punto del juego. Sus remates generaron problemas en los checos, quienes no supieron contrarrestar ese arma.

El segundo set fue para los antiguos campeones mundiales (Checoslovaquia, dividida en Checa y Eslovaquia en 1993, obtuvo dos títulos: en Francia 1956 y en Checoslovaquia 1966). Fueron efectivos en su servicio, y no dieron oportunidades a los argentinos, estableciendo el 1 a 1.

Facundo Conte, quien también marcó 17 tantos, fue vital para que Argentina pudiera quebrar los buenos bloqueos de los europeos en el tercer set y dictamine el 2 a 1. Su buena actuación, al igual que en todo el Mundial, sirvió para que renazca la ilusión del noveno lugar, que había empezado a desvanecer tras el empate de Checa.

En el último segmento, el marcador fue muy parejo, pero la ventaja la obtuvo Argentina en los primeros puntos del set, diferencia que sirvió para alejarse de los checos y terminar entre los diez mejores equipos del Mundial.

Javier Weber apostó por los chicos

Javier Weber apostó por los chicos

El final indicó que el plantel nacional superó todas las expectativas, después de la penosa actuación en la Liga Mundial (14 derrotas). También, augura un futuro prometedor para este conjunto integrado por jóvenes, quienes tendrán la difícil misión de ubicar a la selección en los primeros planos a nivel mundial.

Es destacable la labor superlativa que realizaron Conte, Quiroga y Sebastián Solé, pero es muy buena la actuación en general. Luciano De Cecco, Gustavo Scholtis y Pereyra demostraron que Argentina tiene un plantel que todavía no alcanzó su mayor potencial, motivo que debe alentar a las autoridades del vóley argentino a realizar un trabajo acorde a la situación, para que estos chicos lleven a la selección a lo más alto.

Argentina finalizó con seis victorias y tres derrotas en Italia, además de superar la 13va posición que se logró en Japón 2006. En Florencia, floreció el futuro argentino.

La unión argentina

La unión argentina

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Voley. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s