Victoria histórica y quinto puesto

Por Emiliano Gatti

Argentina, después de 16 años, derrotó a España 86 a 81 y finalizó el Mundial de Turquía en el quinto puesto. Carlos Delfino anotó 27 puntos y Luis Scola, la figura nacional, marcó 22 y se consagró como el máximo goleador del campeonato.

El saludo final con los simpatizantes argentinos

El partido fue muy bueno en el primer tiempo, logrando una ventaja de 25 puntos. En la segunda mitad Argentina bajo mucho su rendimiento, especialmente en la defensa, y España se agrandó. El tercer cuarto fue caótico: la Roja descontó 24 puntos y el resultado terminó 60 a 61 a favor de los dirigidos por Sergio Hernández y en el último segmento fue un encuentro parejo, que se definió gracias a un triple de Pablo Prigioni (el mayor asistidor del Mundial) a falta de 15 segundos.

Si bien se esperaba estar en el podio, esta selección dejó una buena imagen y el premio consuelo fue quedar entre los cinco mejores del mundo.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Básquet. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s